Noticias

Reportaje: Un da con el grupo Arte y Emocin.
En el interior, relato de Patricia Rodrguez.

Una cita con el toro

 

 

Por Patricia Rodrguez

 

 

Los aplausos al saltar al ruedo hacen que, como por arte de magia, se borre de su mente todo lo vivido las horas previas a la cita con el toro. Sobre la arena no importan los kilmetros realizados, lo que han dejado atrs, quin est esperando su llamada cuando termine el espectculo, el cansancio… hay que darlo todo.

 

Bien conocen estas sensaciones los componentes del grupo Arte y Emocin con los que compartimos varias horas de viaje, largas charlas y no menos nervios el pasado 1 de mayo con motivo de su actuacin en Cifuentes (Guadalajara).

 

No es un da especial para ellos, puesto que desde que se form el grupo en 2006 todo eso se convierte en el pan de cada da con la llegada de la poca estival.

 

En esta ocasin, Btera es el punto neurlgico para el encuentro de los seis recortadores. Cargados con los atuendos, el equipo de sonido y los depsitos llenos Viza, Fran Mesas, Rober, Cristo, Rubn Lozano y Shin Chan comienzan la ruta por la A-23 repartidos en tres coches. En este caso no es imprescindible el GPS, ya se conocen el camino. Cifuentes es fiel a su arte.

 

El interior del vehculo se convierte en un confesionario en el que los jvenes comparten sus experiencias en otros concursos o recuerdan otros desplazamientos. Todo ello con la finalidad de amenizar un viaje de ms de 3 horas para llegar puntuales a su cita con el toro.

 

Una seal indica que estamos cerca de Cifuentes. A pie de plaza nos reciben Jos Mara Vivas -socio de la empresa junto a Viza- y el ganadero Ramn Snchez de Ybargen. La comida -un cordero exquisito y productos de la tierra- la aprovechan para seleccionar el ganado de la tarde o comentar los toros del prximo concurso de recortes de Cifuentes “El nmero 20 tiene muy buenas hechuras”, afirma el propietario del afamado hierro.

 

Intentan ocultarlo, pero los  nervios estn a flor de piel a medida que las varillas del reloj se acercan a las 17.00 h., hora de la actuacin. Es momento de prepararlo todo y tambin momento de vestirse. Para un recortador no se convierte en un ritual como sucede en el caso de los toreros. Aqu se ayudan unos a otros. Se arreglan el cuello de la camisa. ¿Llevo bien el fajn?, ¿tienes un imperdible? Ataviados con el traje goyesco, ser en la plaza cuando se pongan de blanco en la segunda parte del espectculo.

 

El Alcarria Arena es un goteo de gente a esa hora. Nadie es indiferente a los chicos… ¡Son los recortadores!, exclaman unas nias. Ellos reparten sonrisas, algn que otro beso y si hace falta tambin se hacen fotos.

 

Fran Mesas prefiere estar solo, se encomienda, como lo hace cada tarde, a la Mare de Du dels Desamparats; Rubn y Shin Chan charlan sobre la Pascua Taurina de Onda, de donde ambos son naturales; mientras que Cristo anima a Rober el da de su debut con la formacin. Y es entonces cuando Viza, hoy desde la barrera, reclama por la megafona su presencia.

 

El toro les espera, no pueden fallarle y la verdad, tampoco quieren. Reciben una ovacin y saludan al respetable. ¡Qu Dios reparta suerte! Los nervios se transforman en adrenalina cuando su cuerpo se une al del toro al realizar un recorte, un quiebro o cuando vuelan sobre el morlaco. Toreros a cuerpo limpio, sin trampa ni cartn, sin grandes lujos ni vestidos de luces que distraigan la realidad de un arte ancestral, de una fiesta que ha sobrevivido gracias a la voluntad de la gente del pueblo.

 

Se quitan el traje de recortador y entre los ropajes se ha quedado toda la tensin de una intensa jornada. En Albalat, Puol, Catarroja y Onda suena el telfono. Todo ha salido bien. An queda la vuelta. Son ms de tres horas y es de noche. No dicen adis, slo hasta luego. Ya saben que volvern a hacer la misma ruta en el mes de septiembre con motivo del concurso de recortes que organiza la empresa.

Compartir en: |